Parte semanal del estado del circuito

Parte semanal del estado del circuito

sábado, 26 de noviembre de 2011

Linza-Ibón de Lacherito-Linza

El último sábado 27 de Agosto aprovechamos la mañana para ir a dar un paseo con Pablo. En principio la idea era ir a Budoguía a dar una vuelta por la cresta y de paso mirar el terreno para una posible esquiada en invierno, pero ha entrado el cierzo y todas las puntas están cubiertas por la niebla. Rápidamente cambiamos la ruta y salimos del parquing de Linza sobre las nueve de la mañana en dirección a Anzotiello en principio.




Tomamos el camino del sendero ecológico de Gamueta para cruzar el Achar del Caballo, y dirigirnos hacia la Foya de Gamueta.





Desde allí remontaremos la rampa que nos lleva al Barcal de Gamueta, para coger el camino del paso de Anzotiello. Conforme avanzamos hacia la collada vamos observando que nuestro cambio de ruta ha sido acertado, ya que no solo la niebla sino que la temperatura baja no nos hubiera permitido disfrutar del día.










Menos mal que enseguida pasamos el estrecho y perdiendo altura ganamos en sol y temperatura.











Ya pasan de las once de la mañana y todavía no hemos almorzado, pero cualquiera se para con esta boira.

Vamos echándonos a la izquierda para no perder demasiada altura, pero si lo suficiente como para que nos de el sol. Los animales nos marcan el sitio donde se está mejor y decidimos comer algo.








Después de un buen almuerzo y como protagonista la superbolsa de anacardos, continuamos la ruta buscando el mejor sitio para saltar el escalón que da acceso a una de las laderas del valle de Lacherito, que tomaremos para llegar a la Foya de Lacherito.











Vamos avanzando y en el monte siempre hay ojos que nos vigilan.















Una vez superada la Foya de Lacherito, observamos la ladera que hemos cruzado, y comenzamos la larga diagonal que nos lleva prácticamente hasta el ibón.






Conforme vamos ganando altura tenemos mejores referencias del camino recorrido.













Llegamos al ibón, y otra vez hemos hecho gana de comer, sin dudarlo nos ponemos a ello.






De nuevo ojos vigilantes nos controlan, pero a la vez se hace la despistada la perrita, ¿estará tramando algo?













¡Ya lo creo!,¡que jodida!, ni descuido ni nada, se pillo el pan de Pablo casi sin darnos cuenta, eso si la zarpa de Pablo cayó sobre su espalda, pero, aunque su pecho paró con la hierba, el pan se fue en su boca bien agarrado. Bueno compartimos el pan y las risas, eso sí, a cambio echamos unos buenos tragos de la bota de su dueño.



Bueno, después de la anécdota, emprendemos la vuelta. Tendremos que volver a la Foya de Lacherito y hemos decidido volver por la collada del Huerto de Lacherito, que vemos que está más despejada.






Una vez en la Foya de Lacherito, Pablo inspecciona la caseta ...¿estará buscando el pan?.








A partir de aquí empezamos la subida hasta la collada elegida, en unos tres cuartos de hora estaremos arriba






y volvemos la vista atrás para despedirnos del valle de Lacherito, aún se puede ver la caseta de la Foya de Lacherito.











Son casi las tres de la tarde, y todo lo que nos queda es bajar a Linza, teniendo como referencia la punta de Maz, que cada vez veremos más y más cerca.









Llega el momento en el que observamos el refugio de Linza, y pronto entraremos en la selva, a resguardo de las hayas, que casi lo podemos considerar como la puerta al refugio de Linza.













Son las cuatro de la tarde y hemos pasado un buen día por el monte. En el refugio hacemos la parada obligatoria, y nos bajamos a casa tan contentos.










3 comentarios:

  1. El blog tiene muy buena pinta. Las fotos, sobre todo la portada, impresionantes. Espero que sirva para dar a conocer otras rutas "no oficiales" del Valle.

    ResponderEliminar
  2. Solo con ver esa foto de inicio se reactivan los sentidos, la sangre y...todo.
    ¡Ah! No almorcéis tan tarde.
    Pedro

    ResponderEliminar
  3. Intentaremos poner entradas de todo tipo para intentar potenciar todos los recursos de la zona porque creemos en ello. Eso si, seguiremos almorzando a gusto en el monte aunque sea tarde. Gracias por vuestros comentarios

    ResponderEliminar

Comentarios