Parte semanal del estado del circuito

Parte semanal del estado del circuito

lunes, 6 de marzo de 2017

IV Jornadas de divulgación de la nivología. Ansó

Cuarto año consecutivo que se realizan estas curiosas y entretenidas jornadas, organizadas conjuntamente por el Club de Montaña Linza y AND Turismo Rural (Asociación de Turismo Rural , Naturaleza y Disfrute) ambas de Ansó.


El viernes se realizó la charla informativa en la sala multiusos del edificio "Casa de los Maestros" en la plaza. Es el mismo edificio que alberga la biblioteca y son unas modernas instalaciones cómodas y preparadas para cualquier evento de este tipo.




La charla, como siempre, trata de la nieve, el manto, los aludes,... y está apoyada en una presentación en la que a través de fotos, videos y dibujos se intenta describir el tema de manera diferente cada año para no caer en la monotonía.




La afluencia de personas este año fue bastante menor. La lluvia del viernes, la alerta naranja por nieve publicada por aemet y las previsiones de mal, o peor, tiempo podrían formar parte de las causas que tantas anulaciones causaron también en los establecimientos de la zona.




Los que salimos el sábado hacia el Circuito de Raquetas de Las Eras con el fin de hacer la parte práctica de las jornadas, nos aferramos a la ventana pronosticada en "la meteo que viene". Aunque no vimos el sol, la mañana nos permitió disfrutar de una jornada con un ambiente espectacular.




Los 15 centímetros medidos en la parte más baja (cota 1250) del circuito pasaron a entre 20 y 25 en la parte más alta (cota 1600). Esta nieve reciente, una temperatura no excesivamente fría y la ausencia de viento y precipitación permitían disfrutar de los recorridos del circuito en unas condiciones extraordinarias.




Al llegar a la parte alta las nubes no permitían ver de las habituales vistas, pero nuestras pupilas seguían disfrutando de la nieve agarrada en las ramas de los árboles, haciendo que disfrutáramos del bosque de una manera diferente.




Nos dirigimos hacia el lugar donde habitualmente hacemos la cata de nieve y las prácticas de ARVA, pero antes de arrancar decidimos reponer fuerzas con un entretenido almuerzo.




Con la tripa algo más tranquila, hicimos la cata de nieve en la que vimos diferentes capas y donde destacaba la de la nevada reciente. La diferencia entre las capas viejas y la nueva era patente.




Luego, entre todos pateamos la pradera con el fin de realizar las prácticas de búsqueda de victimas a través de DVA o ARBA, mientras manteníamos fresco el vino.







El tiempo nos respetaba. Al ser menos gente pudimos aprovechar más las prácticas y en menor tiempo, lo que permitió, una vez abajo, decidir acercarnos al Refugio de Linza para tomar algo antes de disfrutar de una buena comida en el Camping Zuriza.






Una buena sobremesa dio por terminadas las jornadas de este año donde disfrutamos en familia los que allí acudimos y con un ambiente difícil de superar. La tregua climatológica de la mañana terminó con nevada pero eso no afectó para que al llegar a Ansó nos diéramos un homenaje fresco en el Bar Zuriza donde continuó el disfrute y buen ambiente.



Toda una gozada que permite pensar en que al año que viente serán las quintas jornadas y que nos tendremos que esforzar un huevo para, al menos, mantener el nivel marcado entre organizadores y participantes.