lunes, 15 de febrero de 2016

Un paseo por Nepal en Ansó ... y más.

Esta sábado pasado en Ansó tuvimos la suerte de formar parte del periplo de la charla y exposición solidaria "Un paseo por Nepal", creada y ejecutada por Ojos Pirenaicos. Después de arrancar en Villanúa y pasar por Monzón, Ansó ha sido el tercer lugar elegido para mostrar este proyecto ilusionante, concretamente en el Berari.





La iniciativa surge de un viaje a Nepal realizado por nuestros amigos de Ojos Pirenaicos unos meses después del terremoto del pasado año que tanto afectó al Valle de Langtang. 

La exposición de fotografías va a estar en el Berari hasta el 28 febrero.




En la charla, David mostró sus dotes de educador y comunicador, situándonos en un país desconocido para todos los que allí acudimos con un lenguaje claro y sencillo. Utilizó recursos para explicarnos las dimensiones del país y sus similitudes con parte de Aragón y los Pirineos y a través de diapositivas y cortos vídeos, nos fue llevando por el Valle de Langtang para mostrarnos la espectacularidad del Himalaya.



A partir de ahí se centró en describirnos el Valle de Langtang y las consecuencias del terremoto. Nos hizo ver que, además de la destrucción propia de un movimiento sísmico, se une el miedo que provoca y hace que el número de turistas disminuya considerablemente en la zona. Esto afecta de forma muy importante a que la gente de allí pueda reconstruir sus hogares y sus vidas.

 A través de la iniciativa "Un granito de arena por Nepal"  se pretende reconstruir la casa de una familia en la localidad de Syabru en el Valle de Langtang que conocieron en su viaje. En esta iniciativa se utilizan todos los recursos posibles para recaudar fondos, desde la charla, la hucha y los calendarios que pudimos ver "in situ", hasta herramientas modernas y potentes como el Crowdfunding, además de conciertos, mercadillos, radio, prensa,... de los que la información disponible está en el enlace anterior.





Tras la charla y la proyección, preguntas y "charradeta" amena que continuó en el bar. Desde allí todos nos fuimos a disfrutar de la batukada "Truka Saka Laka" prevista. Aunque la lluvia abundante y persistente que nos acompañó toda la jornada no permitió que la batucada estuviera en la calle, el Salón de Actos (antiguo cine) nos dio la oportunidad de comprobar que la amenaza de Lore en la presentación, de que nos iba a gustar, se cumplió con creces.




Mucha gente disfrutamos de un espectáculo contundente, atronador y divertido en espera de volver a disfrutarlo cuanto antes por la calle. Aunque la calidad es pésima, puede servir de ejemplo este corto vídeo:


video


Terminada la batukada pusimos fin a un sábado trepidante con otra edición del "pincho-vela" en el que además del trago y el pincho, el ambiente permite disfrutar en los bares.



La tarde del sábado propició un día en el que la solidaridad, la amistad y la diversión fueron un contrincante implacable a la lluvia que quería aguar la fiesta, que algunos apuraron al máximo disfrutando de lo lindo.